Martinique Logo Welcome to Martinique
US Flag French Flag Brasilian Flag Canadian Flag Chinese Flag

Martinica Verde

La isla Martinica es conocida en el mundo por su biodiversidad. Por ello, este lugar fue nombrado la Mejor ecoisla por la Caribbean World Magazine. Aunque es pequeña en tamaño (1.128 km²), Martinica cuenta con todo un mundo de maravillas naturales, por lo que es uno de los mejores destinos ecológicos del Caribe. Dos tercios de Martinica están protegidos, y toda la isla ofrece grandes oportunidades a los visitantes para ir de excursión o de paseo a través de una increíble variedad de paisajes naturales.

La red de 31 caminos de senderismo de Martinica que se encuentran en buen estado, lo llevarán a través de los campos, playas, bahías y el terreno de selva montañosa. Si prefiere no ir a pie, hay otras maneras de disfrutar de la belleza natural de Martinica. La isla ofrece amplias instalaciones para montar a caballo y hacer ciclismo de montaña y visitas guiadas a través de las playas, los campos de caña de azúcar y la selva. Y, por ejemplo, nuestros pasajeros de cruceros son bienvenidos a explorar la exuberante magnífica Esmerald Estate. Ubicada en Morne-Rouge, la Emerald Estate cuenta con cerca de 6 km de senderos para caminar por la selva.

El norte de la Isla

  • El norte, con un aspecto salvaje y abrupto, presenta unos paisajes de montañas y de selvas así como el de una naturaleza exuberante y embriagadora. Todos los atractivos del norte de la isla se reflejan en su joven volcan marcado por el "Montagne Pelée", tristemente célebre desde el 8 de mayo de 1902, día de la erupción que provocó la desaparición de la ciudad de Saint Pierre y sus 30,000 habitantes. Los bosques y selvas de Martinica son una verdadera joya vegetal: albergan cataratas (el salto del Gendarme, Fond Saint Denis, el cañón en los pitones de Le Carbet, en los contrafuertes y el propio "Montagne Pelée"). Culminando a 1.397 m². "Montagne Pelée" está atravesado por decenas de ríos que descienden por sus pendientes donde se ocultan cangrejos y otros productos de la gastronomía.

Senderismo

  • Del simple paseo a pie al senderismo más deportivo (el desnivel va de 150 a 1.400 metros). El caminar es el mejor medio para descubrir la belleza natural de Martinica, los lugares protegidos y los grandiosos paisajes. Sin olvidar que esta actividad permite vivir sensaciones fuertes y emociones intensas, cuando se recorre una selva exhuberante o se alcanza por fín la cumbre de un risco. A lo largo del recorrido, desfilan los paisajes más variados: playas, bosques, los filodendros del "Montagne Pelée". Especialmente adaptado al senderismo, el norte de la isla se caracteriza por una vegetación muy generosa y un entorno sumamente exótico, en el que puede apreciar en los recorridos señalados: se puede elegir entre la ascensión al "Montagne Pelée", remontar las Gargantas del Falaise, la excursión de la Trace des Jésuites (Huella de los Jesuitas) o el recorrido forestal Grand Rivière-Prêcheur.

Los parques, jardines y plantaciones

  • Venir a Martinica supone también descubrir sus parques, jardines y plantaciones. Una multitud de lugares abiertos al público dan una idea precisa de la riqueza y diversidad de la flora y fauna locales: entre ellos estan el jardín botánico de Balata, Jardín de la Pelée, Plantación Macintosh, la Habitation Céron y el Dominio Esmeralda.

Las Floras

  • A Martinica le sienta bien su apodo de "Isla de Las Flores" ("Madinina" para los indios Caribe) de las heliconias a los anturios, pasando por el jengibre rojo, las buganvillas, las alpinias, los picos de loro o las rosas de porcelana. Una multitud de variedades de flores, de cultivo o silvestres, crecen en Martinica y dan a la isla una elegancia y un esplendor incontestable, que no hay que dejar de admirar todo el tiempo que se merece. Muchos son los turistas que se llevan un ramo de flores al final de sus vacaciones. Perfectamente empacado para el viaje, se puede conservar entre 15 y 20 días.

Las actividades en plena naturaleza

  • La exploración del interior de la isla o de la costa puede realizarse bajo un ángulo deportivo. Además del senderismo, los turistas pueden partir a descubrir caminos a bordo de un 4 x 4 o de un quad, a caballo o en bicicleta de montaña. La vegetación de Martinica no sería tan exhuberante sin la presencia del agua, fuente de vida, pero también terreno de actividades lúdicas y deportivas, como el paseo en canoa-kayak en el manglar o en aguas vivas. Por último, unas excursiones aéreas, en hidroavión, ultraligero o helicóptero permiten sobrevolar los paisajes grandiosos de la isla y apreciar toda su belleza y diversidad.

Noticias

Champflore Martinique

Copyrights © Martinique Promotion Bureau/CMT USA 1996 - 2017 All rights reserved
Copyright pictures by Jean-Marc Lecerf, David Sanger, Luc Olivier, Michel Bocandé